lunes, 14 de septiembre de 2009

al final de la hoja decía simplemente : te extraño


Hay mujeres que son como las golondrinas, se pasan la vida de viaje y nunca dejan desplegar sus alas en un solo lugar, van moviéndose de un lado al otro sin importar lo que dejan atrás. Pareciera que el pasado solo existe en el momento y nada más, luego de eso no hay nada por lo que luchar o recordar. Se quieren demasiado como para sufrir por alguien, y nunca se arrepienten de lo que hacen, sin rendir cuentas a nadie hacen simplemente lo que quieren.
Cuando por fin encuentran alguien se atreve a desafiar su particular forma de vivir, terminan discutiendo no por diferencias sino por las propias rivalidades que se crean y todo termina en:
¡UNA ENORME GUERRA DE EGOS! Es por eso que hay mujeres que no pueden ser poseídas jamás, y que lo único que queda por hacer es adaptarse a ellas.
Miles de veces me pongo a pensar en que momento comencé a llevarme tan mal con la estabilidad. Es un conflicto constante, una decisión que me invade de repente y me deja totalmente a la deriva. Soy una golondrina, las decisiones, los hombres... simplemente mi vida me hizo así. Es fácil decirlo, pero a veces me gustaría cambiar...y en el momento pienso: ¿Para qué? ¿La paso tan mal así? Y así sigo las horas, los días, las semanas, los meses, los años..... Preguntándome el por qué de las cosas, aunque muy despreocupada por las respuestas.
Creo que tengo la enfermedad de no creer en nadie, más que en yo misma. Odio el hecho de "encariñarme" con alguien, me provoca rechazo el solo pensar la situación, escapo a los sentimientos los salto como un atleta a un obstáculo
(Y en ocasiones es tan alto el obstáculo que me rasguñó en el camino, pero después sana tan rápido que no hace falta remedio y con el correr de los días la marca se hace imperceptible) Las heridas parecen sanar tan velozmente, que solo en los días de lluvia en donde la humedad se vuelve inevitable... comienza a doler un poco, solo un poco.

17 comentarios:

Daiana Romina Tubia dijo...

Me identifica demasiado tu postura. A veces pienso que no hay que ser tan atropellada, por momentos así lo pienso, la inseguridad es mi debilidad.
Uno en oportunidades se deja llevar por el impulso. Y cuando las cosas fallan lo reconocemos de una manera altanera pero en ese tono de voz de un:- “no me importa ya fue”-, se oculta la frustración de haber fallado. La misma altanería que hace que finjamos estar bien, es la que nos destruye cuando reflexionamos solitariamente sobre nuestras acciones, y es la misma que confirma que las lágrimas no mienten.
Saludos Iara siempre textos geniales!

theradiostar dijo...

Gracias por tu comentario! =)

Un beso.

estefania dijo...

amor propio!
hay veces que me lo olvido en un cajon y no lo saco por semanas, hasta que me doy cuenta que lo tengo
jajajaja

nuevo blog nena

maati-esquivel dijo...

hola muñeca brava ♥

Los outfits de Lorena dijo...

me encanta lo que has escrito, bonito blog :)

Pauu dijo...

Conozco a una golondrina que va a empezar a cambiar ahora, porque ha conocido a un chico al que quiere :)

Un besazo :**

Dai-ana dijo...

"Hay mujeres que son como las golondrinas, se pasan la vida de viaje y nunca dejan desplegar sus alas en un solo lugar"
Amé esa parte!

# agus dijo...

Me siento identificada con ese texto. No se, es lindo.
En fin, primera vez que entro a tu blog y las publicaciones son interesantes ♥
Un beso :D

Jhoa dijo...

Hola!!!!
Aqui estoy nuevamente en el blog!!
Un besote... muak

Marte dijo...

Imposible que no le gusta a alguien, groso de grosos no se compara! :)
Me puse a ver tus fotos y perfil me siento toda una stocker :B jajaj

MARÌA MACARENA dijo...

Me gustó el planteo y también tu forma de exponerlo. Podría sentirme un 50% identificada, porque soy igual de irretenible pero sufro un montón...
Sigo leyéndote, te espero -si querés- en mi blog.
Que estés bien!

MARÌA MACARENA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Aru dijo...

Haber, no esta mal ser una golondrina, no esta mal, todos tenemos un momento en el cual somos unas golondrinas, pero tambien todos tenemos que tener un pasado atras todos tenemos que tener algo de atras que nos tire, no que nos haga caminar para atras, ni tampoco caminar para adelante mirando para atras, simplemente recordando. En cuanto a eludir sentimientos, soy una peronsa bastante parecida y si, las heridas suelen sanar rapido peor el interrogante crucial en mi vida es "¿Hasta cuando?" dudo que toda la vida se cure rapido, yo creo que llega un momento que ya no podemos eludir los obstaculos, va a llegar un momento que uno va a ser mas alto de lo que se llega a saltar y ese dia que va a ser? ¿Frustracion?¿Dolor? o quizas caer en la cuenta de que la repulsion hacia los sentimientos nos dejo con una vaga compania que por mas que intente no nos va a poder ayudar a saltar, sera en ese entonces que dejaremos de eludir los obstaculos? o quizas uno pudiera tratar de no eludrlos desde antes, y empezar a estar listo. Por ultimo, desde mi humilde opinion, confio en muy poca gente ademas de mi mismio yo tambien, pero guste o no somos dependientes de las personas, necesitamos de otros y yo creo que hay que darle una oportunidad a la gente, quien sabe, alguno que otro te podria sorprender. Asi lo interprete yo tu texto, y esta es mi respuesta, un saludo.

Cristian dijo...

Que buen texto y que buena expresión de tu parte. Es la primera vez que entro a un blog de este tipo (sin ofender por favor) y esta bien lo que expresas, aunque por otro lado parece contradictorio. De todas formas tu manera de expresarte y contar lo que sentis en tu vida en el area sentimental es excelente. En cuanto al tema... es muy variado, hay de todo. Pero bueno, muchas veces intervienen diversos factores que a su vez nos pueden modificar nuestras formas de pensar sin que nos demos cuentas o bien lo asimilamos a traves del tiempo.
Un besote y muy bueno el blog.
CRISTIAN

~ Manzanita de la perdición dijo...

Me encanto (L estuvo muy bueno

~ Manzanita de la perdición dijo...

me olvidé de decirte...te sigo :)

Magali Pal dijo...

Me encanto!!!